Co-mediación: un enfoque multidisciplinar para la mediación

La perspectiva de mayores retrasos en el funcionamiento del sistema judicial parece cada vez más cierta y ante los importantes retos que éste deberá afrontar cuando reanude su actividad normal, una vez superado el estado de alarma que vivimos por la crisis del Covid-19, no son pocas las voces que vienen pronunciándose a favor de dar un decidido impulso a los sistemas alternativos de resolución de disputas.

La mediación tiene ante sí, en este contexto, una gran oportunidad para cobrar el protagonismo que probablemente merece. Al mismo tiempo, el sistema judicial puede contar con una válvula de escape para liberar la presión adicional de los asuntos civiles y mercantiles que se le viene encima.

La mediación ya se reveló como una fórmula muy eficaz para resolver controversias cuando el conflicto jurídico afecta a derechos de carácter disponible que, además, viene adornada con conocidas virtudes como son la voluntariedad, la rapidez, la confidencialidad, la economicidad y el control que, en todo momento y sobre el resultado del proceso, mantienen las partes.

Es cierto que la mediación no es para todos, ni apta para todos los conflictos. Pero en ciertas circunstancias en que las partes entienden la necesidad de cooperar en futuros proyectos, cuando se requiere de una solución rápida y económica y cuando existe buena fe, la mediación es una de las mejores alternativas, incluso cuando se parte de posiciones iniciales muy distantes.

El mediador, imparcial, objetivo y neutral, es la figura esencial del modelo, cuyo cometido es facilitar el acercamiento hacia una solución generada y aceptada por las partes. En ocasiones, por la complejidad de la materia o por la conveniencia de las partes, puede requerirse la participación de una pluralidad de mediadores que trabajen juntos y con igualdad de estatus en un mismo procedimiento: Es la denominada co-mediación, contemplada, por ejemplo, en el artículo 18 de la Ley 5/2012 de mediación de asuntos civiles y mercantiles.

La co-mediación constituye una de las mejores maneras de abordar disputas en asuntos de gran complejidad desde un punto de vista técnico y/o económico. En proyectos nacionales e internacionales de infraestructuras, construcción e ingeniería son recurrentes las discrepancias por sobrecostes derivados de la imprevisión de ciertas condiciones geotécnicas, retrasos en el programa de obra, diferencias en la interpretación de prescripciones técnicas, problemas en la gestión de órdenes de cambio o por no alcanzar umbrales de rentabilidad conforme a los modelos facilitados en la fase de licitación, sólo por citar algunos ejemplos.

En estas situaciones, un trabajo coordinado y desarrollado conjuntamente, pongamos, por un abogado con un ingeniero o con un economista contable, sumaría a las conocidas virtudes de la mediación otras ventajas adicionales, tales como afrontar el proceso desde distintas perspectivas y de forma más flexible, enriquecer la percepción multidisciplinar de posibles soluciones, permitir un mejor desenvolvimiento por la existencia de un trabajo en equipo, multiplicar la creatividad y la reflexión, generar confianza y transmitir mayor profesionalidad a los intervinientes.

Por otra parte, la co-mediación exige coordinación e integración suficientes para que el equipo mediador funcione sin disonancias y de modo consistente, lo que puede requerir un mayor esfuerzo de preparación. Una selección adecuada de los profesionales involucrados y una correcta definición de los roles de cada integrante, constituyen los elementos imprescindibles para la puesta en práctica de esta fórmula.

La mediación así planteada puede sufrir cierto encarecimiento por la participación de más de un mediador. Sin embargo, un mejor entendimiento del conflicto ya en fases muy tempranas y la búsqueda de soluciones desde distintas perspectivas y disciplinas pueden agilizar notablemente el proceso, convertirlo en exitoso y compensar con creces los costes soportados por las partes en casos complejos.

NOTE: This article was written only in Spanish

If you want to download a copy of this article, click here.

ÁLVARO PÉREZ
Country Director Spain & CDR Leader
alvaroperez@conexig.com
CONEXIG

This article was originally published by EXPANSIÓN, if you want to see the original publication, please click here.